La vida es sufrimiento

Si alguien te regala una cajita de maní con pasas y le abrís un huequito pequeño, vas a ver que, si no te gustan las pasas, ellas son las primeras en salir. Y luego de ver tantas pasas, uno pierde la esperanza en el maní y termina mejor interrumpiendo el miserable flujo de esas cosas oscuras y arrugadas.

Igual que con el maní y las pasas pasa en la vida, que siempre existe mayor probabilidad de que a uno le pase o le llegue lo que menos le gusta. Todo lo malo viene sin esfuerzo.

En estos días me fui para el centro a comprar la lotería y, de vuelta para la casa, un transeúnte me pegó en las güevas mientras balanceaba los brazos al caminar. Eso no es nada raro, ya me ha pasado varias veces. Lo raro sería ganarme la puta lotería.

✮ Comentar ✮

Información de la entrada:

Autor

sirgazil

Temas