Hinchas

Un niño llora porque perdió «su equipo». Los adultos lo ven y le dicen: «Es un juego. A veces se gana y a veces se pierde»; «No deje que su felicidad dependa de un equipo de fútbol»; «Tranquilo, que eso no tiene importancia». Todo esto se lo dicen los mismo adultos que le enseñaron a ser hincha y que acaban de pasar noventa minutos con el niño viendo el partido, gritando y sufriendo con cada jugada e insultando a los futbolistas cada vez que se equivocan.

«No deje que su felicidad dependa de ___».

✮ Comentar ✮

Información de la entrada:

Autor

sirgazil

Temas