La educación mata el entusiasmo

Es muy probable que la educación mate las ganas de dibujar, leer y escribir en los niños en el momento en el que les dicen que es tarea. «Tiene que hacer un dictado», mató las ganas de escribir; «tiene que grabarse la oración al Papa», mató las ganas de leer; «este fin de semana tiene que dibujar a un afrocolombiano», mató las ganas de dibujar.

✮ Comentar ✮

Información de la entrada:

Autor

sirgazil

Temas