Payasos

En el curso de dibujo tradicional había una señora que solamente dibujaba payasos. No importaba que el ejercicio de la sesión fuera dibujar un bodegón o un modelo humano desnudo, sin maquillaje, sin nariz roja, sin pelo alborotado; la señora siempre terminaba con un payaso en la hoja. Un día, el instructor, con mucha dificultad pero tratando de ser amable, le recordó que el ejercicio no era dibujar un payaso sino el modelo que había enfrente. La señora se avergonzó y trató de justificarse con cosas que no tenían sentido; el instructor insistió en el objetivo de la sesión. La señora finalmente se quedó en silencio y, aunque permaneció hasta el final de la clase ese día, nunca más volvió.

✮ Comentar ✮

Información de la entrada:

Autor

sirgazil

Temas