Una conclusión

El universo está lleno de seres y cosas bonitas; es la vida la que es casi siempre horrible, porque la vida es salvaje. No, pero tampoco es el ser en sí mismo, ni la cosa en sí misma lo que es totalmente bonito; son estados específicos de ellos lo que agrada a los sentidos. Vea por un lado al pajarito esponjadito y cabezoncito parado en una rama en un día soleado; vea por otro lado al gato durmiendo tranquilo debajo de las maticas. Pero vea más tarde al gato pasando frente a sus ojos con el pajarito en la jeta.

Hace un ratico tembló por unos 20 segundos.